"Nunca consideres el estudio como una obligación sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber" ( Albert Einstein)

Blog de Mª del Carmen López Granados, docente en este Centro

CUIDADO DE MENORES

A pesar de las precauciones tomadas, no siempre es fácil detectar y evitar la aparición de contenido inadecuado. Por ello, los niños y niñas siempre deben usar esta página y cualquier otra en compañía de personas adultas que les ayuden y orienten.

"MALOS MODALES" por Julia Navarro


Releyendo a esta estupenda periodista, me ha llamado la atención este artículo que aclara bastante las ideas sobre lo que en el fondo es tener una buena educación. 
No estaría de más que le echásemos un vistazo para recordar y concienciarnos de que vivimos en sociedad y que es bueno sentirnos parte de ella. 
Si aportando nuestro granito de arena, seguro, que todos y todas nos encontraremos mejor y haremos, a los demás y a nosotros mismos, la vida más agradable.


"No es que me esté volviendo cascarrabias, pero cada día hay más gente que hace gala de los peores modales. Pruebe usted a subir en un ascensor. Diga: “Buenos días”. Lo normal es que nadie le responda. O fíjese en lo que sucede si, en un autobús, una persona mayor se agarra a donde puede para no caerse, sin que los que están sentados se den por aludidos mientras miran al infinito, absortos, para no tener que levantarse. No hace mucho, asistí a una escena así. Yo estaba de pie y no podía hacer nada, pero ninguno de los que iban sentados se dio por aludido... hasta que, desde el fondo, una señora con acento sudamericano invitó a la anciana a ocupar su asiento. Quiero creer que, de vez en cuando, esto pasa. 

La cortesía está en desuso y hay quienes la confunden con machismo. Un día, mi marido cedió el paso a un grupo de treintañeras al salir de unos grandes almacenes. 
Una, sonriendo, le murmuró a otra: “Qué antiguo”. No es la primera vez que observo que algunas mujeres se sorprenden ante un gesto así. Son, sobre todo, chicas jóvenes, que parecen sentirse incómodas ante estos gestos fruto de la buena educación. Porque ser cortes es eso, ser educado.

Pero el colmo de estas situaciones tuvo lugar en mi propia casa. Llegué a media tarde y oí voces y risas en el cuarto de mi hijo. Llamé a la puerta y entré. Me lo encontré con cinco amigos, a dos de los cuales no conocía. Cuatro me saludaron. El quinto siguió sentado, dándole al mando de la PlayStation. Ni siquiera me miró. Y, claro, me dio un ataque de mal genio. Me planté ante él: “¿Y cómo dices qué te llamas?”, pregunté. Mi hijo me miró, preocupado. Sabía que yo estaba a punto de estallar. “Es Pablo, un amigo de la Universidad”. “Ya. Y dime, Pablo, ¿qué te parecería encontrarme inesperadamente en el salón de tu casa, viendo la televisión, y que yo no te dirigiera la palabra?”. El chico se encogió de hombros. “A mí me da igual”, contestó. Pasé al ataque: “Pues a mí no, de manera que ahora mismo te levantas y me saludas. Y, cuando yo salga de este cuarto, sigues jugando”. Lo hizo, claro. Pero mi hijo, cuando sus amigos se marcharon, me recriminó mi actitud: “Cómo te has puesto con él, es que es un chico muy tímido”, me dijo. Como comprenderán, no “compré” la explicación.

Y hay más. Un día, paseando a mi perro Argos, vi a una mamá, con dos niños, sentados en un banco. Los peques desenvolvieron sendos bocadillos y tiraron al suelo los papeles. La mamá ni se inmutó. Luego hicieron lo mismo con unas chocolatinas y unas chuches. No me pude morder la lengua y dije: “No se tiran los papeles al suelo”. Ella, airada, me replicó que quién era yo para decir nada a sus niños. “A sus niños no, se lo he dicho a usted”, contesté. Les ahorraré todo lo que salió por la boca de la dulce mamá. A mí me parece que mostrarnos educados hace la vida más fácil, que un gesto cortés nunca está de más, que respetar el espacio público pasa por no echar un papel al suelo, y que hay que explicar a los más jóvenes que saludar a los mayores es un signo de civilización. 

La buena educación no está reñida con la libertad ni que con que la sociedad sea menos hipócrita y más abierta."

                                                                          Julia Navarro

10 comentarios:

  1. Sonia Llamas16:43

    Que bonito seño, así todos tendremos buena educación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura :)18:47

      Coincido contigo Sonia .

      Eliminar
  2. Es imprescindible para convivir. Me alegro de que lo hayáis leído.

    ResponderEliminar
  3. David Tarifa20:51

    Es bastante curioso ,seño. Me alegro de que lo hayas puesto para enseñarnos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Holaaaaa David!!! ¿Qué tal te va? Te echamos de menos.

      Eliminar
    2. Laura :)17:18

      David , NUNCA DEJES DE CONSULTAR EL BLOG .¿OK?
      Aaaaah ¿cómo te va en tu cole nuevo ?

      Eliminar
  4. Marina Orti Fernández18:40

    Seño, es muy interesante, nunca dejes de actualizar el blog

    ResponderEliminar
  5. Diana Cristina Tabares : D18:42

    Seño , me encanta tu bolg.

    ResponderEliminar
  6. Sonia Ll. ;)20:52

    Seño, de verdad, las entradas que pones en el blog son increíbles.
    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar